Reglas elementales de mecánica corporal

Muy a menudo movilizar a personas en situación de dependencia supone esfuerzos y lesiones. El cuidador es particularmente vulnerable a sufrir dorsalgias y lumbalgias por maniobras incorrectas de mecánica corporal. Por eso es necesario que el cuidador conozca las técnicas y las aplique correctamente, por el bien del paciente y de sí mismo.

  1. SITÚA LOS PIES LO MÁS CERCA POSIBLE AL PESO A LEVANTAR.

  2. APROXIMA LA CARGA AL CUERPO PARA QUE EL ESFUERZO SEA MENOR.

  3. SI TIENES LAS PIERNAS FLEXIONADAS….. INCORPÓRATE CARGANDO EL PESO SOBRE ELLAS.

  4. EN TUS ESFUERZOS…. INTENTA USAR EL MAYOR NÚMERO DE MÚSCULOS POSIBLES. SOBRETODO LOS MÁS FUERTES = PIERNAS, ABDOMEN…. PROTEGE TU ESPALDA¡¡¡¡¡¡

  5. SIEMPRE QUE PUEDAS…. ¡¡¡BUSCA APOYOS¡¡¡

  6. ES MENOS ARRIESGADO EMPUJAR, TIRAR O GIRAR UN OBJETO QUE INTENTAR LEVANTARLO.

  7. NO GIRES O TUERZAS TU TRONCO CUANDO MUEVAS UN PESO… MUEVE TUS PIES.

  8. NO TE DOBLES…. ¡¡¡AGÁCHATE¡¡¡

  9. PIDE AYUDA SI LA NECESITAS… TU ESPALDA TE LO AGRADECERÁ.

RECUERDA QUE COMO CUIDADOR DEBES DAR MÁS IMPORTANCIA A LA TÉCNICA QUE A LA FUERZA.

LOS BUENOS HÁBITOS EN TUS MOVIMIENTOS DIARIOS TE HARÁN CUIDAR MUCHO TIEMPO Y TU ESPALDA TE LO AGRADECERÁ