¿Qué es la diabetes mellitus?

La diabetes mellitus es una enfermedad crónico-degenerativa que se caracteriza por los altos índices de glucosa (azúcar simple) en la sangre, debido a que el organismo no produce insulina o la utiliza inadecuadamente.
Los valores de glucosa en sangre varían durante el día debido a la ingesta de alimentos. Con los alimentos aumenta la cantidad de glucemia recuperando un valor normal después de las 2 hrs.

Se considera valor normal de 70 – 110mg/dl de glucemia (azúcar en sangre) en ayunas.

La insulina es una hormona producida por células especiales (beta) del páncreas. Esta hormona es responsable del aprovechamiento de la glucosa en los tejidos y de mantener los niveles normales en sangre. La glucosa es la principal fuente de energía para el cuerpo. Al comer o beber automáticamente se estimula la producción de insulina por el páncreas.

Etiología y clasificación

Existen dos tipos de diabetes mellitus. La DM tipo 1 conocida como Juvenil (insulinodependiente) se caracteriza por presentarse a edades tempranas (30 años). La causa es debido a la destrucción en un 90 % de las células del páncreas por el propio sistema inmune resultando en una producción muy baja o nula de insulina. Es por eso que el tratamiento es a base de insulina. Cerca del 10 % de todos los diabéticos padecen DM 1.

La DM tipo 2 (no insulinodependiente) se presenta en mayores de 30 años. Cerca del 15 % del total de adultos mayores de 70 años tienen DM 2. La causa es una producción de insulina deficiente la cual no es capaz de mantener los niveles normales de glucosa en sangre. El páncreas si produce insulina y en cantidades mayores a las normales pero no es suficiente para cubrir el déficit por la resistencia que desarrolla el cuerpo hacia la insulina. La obesidad es un factor de riesgo muy importante y la alta ingesta de carbohidratos. El 80 a 90 % de los clientes con DM2 sufre de obesidad. Las razas negras e hispanas son las de mayor incidencia.

Factores de riesgo

  • Herencia: el tener familiares diabéticos aumenta las posibilidades de desarrollar esta enfermedad por la predisposición genética.
  • Obesidad: el tener un IMC mayor de 30.
  • Dieta: la ingesta alta de carbohidratos complejos ( harinas ) y grasas saturadas.
  • Sedentarismo: la falta de ejercicio.
  • Estrés emocional: aumenta los niveles de hormonas (cortisol) que desencadenan la producción de azúcar por el cuerpo incrementando los niveles de glucosa en sangre.
  • Vida sedentaria: la falta de ejercicio.

Cuadro clinico

En fases iniciales de hiperglucemia (niveles altos de azúcar en sangre) puede ser asintomático.
Los síntomas son los efectos directos de alta concentración de azúcar en sangre. Orinar excesivo (Poliuria). Cuando los niveles de azúcar están por arriba de 160-180mg/dl, el riñón tiende a eliminarla por orina diluyéndola con altas cantidades de agua (orina). Aumento de la sed (Polidipsia). Es el resultado de la deshidratación que sufre el cuerpo por la perdida excesiva de orina al intentar eliminar la alta concentración de azúcar en sangre. Aumento del apetito (Polifagia). La alta concentración de azúcar en orina por la eliminación de la misma, es una perdida de gran cantidad de calorías, lo que produce un aumento en el apetito.
Otros síntomas comprende visión borrosa, somnolencia, mareos, nauseas, vómitos y disminución de la resistencia en el ejercicio. Los clientes con DM1 desarrollan el cuadro clínico súbitamente hasta presentar Cetoacidosis diabética. La cetaacidosis consiste en aumento de la acidez de la sangre por descomposición de las células de la grasa produciendo cuerpos cetónicos. Los síntomas de inicio son micción excesiva, sed intensa, nauseas, vómitos, perdida de peso y en los niños dolor abdominal. Si no se trata en un tiempo oportuno puede progresar hasta el coma diabético.

Diagnóstico

El diagnostico se lleva acabo por medio de análisis clínicos, donde se toma una muestra sanguínea de la vena y se determinan los valores de glucemia. Es importante cada año realizarse el examen. Los valores normales son 70-110mg. El examen se realiza después de un ayuno mínimo de 8 hrs. Clientes con factores de riesgo ya mencionados o que presenten síntomas es importante realizar el estudio. Otros estudios que se realizan son la prueba oral para la tolerancia a la glucosa. Este estudio se realiza en embarazadas con riesgo a desarrollar Diabetes Gestacional. Se toma una primera muestra en ayunas y después se le da a beber un solución con cierta cantidad estándar de glucosa y se toma una serie de muestras después de 2 a 3 horas.

Complicaciones

  • Vasos sanguineos: se forman placas de ateromas (ateroesclerosis) en las paredes de los vasos donde disminuye la circulación sanguínea. Los vasos afectados son tanto grandes como también de mediano calibre incluyendo corazón, cerebro, piernas y pene. Las paredes de los vasos pequeños se dañan a tal grado que no permiten la oxigenación adecuada de los tejidos. La escasa circulación predispone a insuficiencia cardiaca, gangrena en los pies, manos e impotencia.
  • Riñon: Los vasos sanguíneos del riñón se engrosan, hay una mala filtración y fuga de proteínas en la orina evolucionando a una insuficiencia renal en diferentes etapas.
  • Ojos: Existe un daño progresivo en los vasos retinianos que se traduce en vision borrosa o disminuina hasta llegar a ceguera.
  • Nervios: Presentan daños a nervios periféricos donde se manifiesta con dolor de manos y pies, hormigueo, perdida de la sensibilidad, debilidad repentina de piernas.
  • Sistema Nervioso: daños en nervios que controlan la presión arterial y sistema digestivo que se traducen en oscilaciones de la presión arterial y trastornos gastrointestinales con episodios de diarrea.
  • Piel: La mala circulación y perdida de la sensibilidad predispone a ulceras infectadas, gangrena (Pie diabético).
  • Sangre: Deterioro del funcionamiento de los glóbulos blancos (células de las defensas) lo cual favorece a las infecciones recurrentes como en vías urinarias y piel.

Prevención

  1. Herencia: es un factor que no podemos modificar pero si nos obliga a tomar medidas preventivas a edades tempranas.
  2. Obesidad: El mantener un peso saludable según el IMC (Índice de Masa Corporal) entre 20 – 25.
  3. Dieta: Disminuir la cantidad de carbohidratos complejos y grasas saturadas.
  4. Control del Estres: mejorar nuestra capacidad de respuesta a situaciones de tensión ya que el estrés eleva los niveles de azúcar.
  5. Ejercicio: El ejercicio disminuye los niveles de glucosa en sangre mejorando la calidad de insulina y el músculo utiliza la glucosa como principal fuente de energía.